“Los recuerdos son compartimientos del alma donde hurgamos con cautela para despertar los sueños dormidos: una imagen desenfocada, un lugar misterioso donde guardamos la película de nuestra vida.

   En estas reducidas evocaciones he elegido pequeños instantes, acontecimientos que quedaron tallados en el rumor de mi infancia. La retrospección me ha supuesto descubrir que mi memoria infantil –oculta en la nostalgia- sólo dormía en el tiempo.